veteranas

UNA EXPERIENCIA REALMENTE GRATIFICANTE

Los testimonios solo son tales en primera persona. Aquí os dejo al experiencia de una residente en el amigo invisible:

”Aprovecho ahora que tengo los sentimientos a flor de piel para resumir brevemente mi estado:

Esta es una pequeña y simple dedicatoria que le he escrito a una persona, y se la he entregado junto con uno de mis libros más preciados (El nombre del viento). El caso es que para ella yo era su amiga invisible, y la verdad es que ha sido una experiencia realmente gratificante.
No nos conocíamos mucho que digamos, nos hablábamos y poco más, pero por la forma en la que ha acogido mis detalles me entran ganas de decirle un simple “te quiero”. La he ido conociendo poco a poco estos tres días (ha sido una especie de amigo invisible a gran escala y de larga duración), puesto que le iba haciendo detallitos hasta hoy, que era el día en que le daba el regalo, llamémosle, gordo. Y debo admitir que desde el primer arbolito de origami que le dejé he ido emocionándome. Creo que es una persona maravillosa, y la emoción que recibía al ver mis detalles me rebotaba llenándome. Ha sido, sin duda, un placer poder haberla hecho sonreír durante estos días y que ella me lo haya devuelto sin darse cuenta.

Mañana, aunque en realidad no me toca, le haré un último escrito corto. Es curioso cómo dos personas desconocidas (interior o psicológicamente hablando) pueden llegar a tenerse aprecio de este modo tan peculiar.

No sé, es bonito.”

Sin título

Read More